De las adicciones...

Escrito por el 9 de febrero de 2009

Uno de mis recuerdos infantiles más entrañables, y que podría explicar la estupidez con la que me manejo ante la vida, es el de cómo poco a poco me convertí en un adicto al danonino.... En el lunch después del sandwich con el "pau pau", danonino. Me daba hambre, danonino. Había terminado la tarea, danonino. Después de comer, danonino. Antes de dormir, danonino. En vez de invitar a las niñas unas papas en el recreo, danonino. En clase a escondidas, danonino. Me regañaban, danonino. Estaba triste, danonino. No tenía sueño, danonino... Imagínense a Alex DeLarge y sus droogos consumiendo danonino en lugar de korova milk...  No no no, estaba cabrón.

Así fue durante varios años, hasta que un día dije -Mamá, ya no compres danonino-... De la nada había superado mi adicción, parecería algo increíble, pero no lo es...

Desde que tengo uso de razón, siempre he sido un vicioso. Cuando algo me gusta demasiado, abuso de eso (sea comida, canción, bebida, película, mujer, olor, etc..). Soy un adicto en rehabilitación de tiempo completo. Mi vida es tan miserable (ja!) que con facilidad me convierto en adicto-vicioso de cualquier cosa que me provoque cosquilleo en el escroto. La consumo-veo-escucho-huelo una y otra y otra y otra vez, hasta exprimir todo lo que se pueda obtener de eso. Me harto para después, sin titubeos, botar la adicción en cuestión a la chingada y no recordarla en mucho tiempo... Y así pasó con el danonino, lo consumí tanto que me terminó hartando.

El recuerdo del danonino no fue más que el punto de partida para darme cuenta de que casi todo me termina hartando tarde o temprano: la compañía de ciertas personas; el alcohol (éste siempre me espera paciente); la música; las películas; los pasatiempos; el trabajo; la vida (todos somos emos); entre muchas otras cosas que en su momento fueron prioridad para mí.

En el caso de las personas, a diferencia de con las cosas, cuando mando a alguien a la chingada es difícil que haya punto de retorno. Aunque con las personas, entiéndase -mujeres-, soy más tolerante (pendejo) que con las cosas (por razones aclaradas).

A la fecha he aprendido a "dosificarme" las cosas que me gustan para no tener que abandonarlas por largos periodos. He de agradecer infinitamente al pinche destino haberme hecho "harto tolerante" a los Pink Floyd, a The Doors, a "Cinema Paradiso", a "Oldboy", a las palabras de Jodorowsky y sobre todo... A MÍ.

Sin más por el momento, voy por un danonino.

6 Comentarios

  1. Que pinche puritita verdaT

    Yo la neta, le agarré aún mas a cinema paradiso y lo que puede hacer por un hombre ;)

    ResponderEliminar
  2. Amor, respeto, adiccion.....
    Todo lo bueno y malo que hay en mi... desde que Dios existia para mi en goyito ... hasta mi mas bajo instinto

    ResponderEliminar
  3. tu primer parrafo, mmm, podrìas inventarle tonito, porque ya sonaba a canciòn...

    yo nunca fui adicta a ningun dulce...rara vez los como, mi debilidad son definitivamente los chokolates, si me regalan una kaja ten por seguro que ese dìa me los acabo y no le doy a nadie...

    pero igual, cuando algo te gusta tanto te sacias completamente de el, hasta que ya no quieres mas...

    igual me pasa con las personas, me terminan artando como tu dices...eso deberia cambiar...
    besos

    ResponderEliminar
  4. Si que si, eso de las adicciones se vuelve a veces algo gracioso, a veces algo que desespera. A mi también me pasa, pero en realidad no me harta, solo se me olvida por un largo período de tiempo

    ResponderEliminar
  5. Entonces, ya te hartaste de mi por que no me hablas en el msn...

    *se va a llorar con su mamá*

    ResponderEliminar
  6. yo me acuerdo que solía comerme el pegamento en barra adhesiva, pero de la marca UHU sabor vainilla...

    su olor me gustaba tanto... pero un día mi mamá se dio cuenta de que me lo comía y dejó de comprarme UHU-vainilla...

    desde ahora, cada que lo huelo, mi infancia perdida regresa a mí C=

    ResponderEliminar

Su opinión es muy importante para mi ego.

NOTA: Debido al spam, se moderan los comentarios en entradas antiguas.