Cómo crecer y no morir en el intento...

Escrito por el 30 de abril de 2009

Es "día del niño" y me he puesto a recordar algunos momentos de mi infancia...

Aquellos tiempos en los que viajaba a toda velocidad con mi avalancha; pasaba horas jugando nintendo; distrutaba viendo los calzonzotes de las niñas (sí, hoy son más grandes los calzones que usan las niñas que los de cualquier mujer adulta, ¿niéguenmelo?);  platicaba horas con mi amigo imaginario; robaba dinero para comprarme un "huevito kinder"; no podía dormir por esperar a los reyes magos; no entendía lo que era una chaqueta; comía "totis" diario; jugaba con mi perro; veía "En familia con Chabelo"; le gritaba a mi nube voladora (nunca llegó, supongo que nunca he tenido un alma pura); jugaba fútbol sintiéndome el Capitán Tsubasa; jugaba con mis "hot wheels"; le tenía miedo a los insectos; nunca aprendí a recortar; me gustaba ir a McDonald's, o cualquiera d'esos lugares, nomás pa' jugar en la alberca de pelotas y los toboganazos (aunque siempre creí que me robarían mis tennis en una de esas); era güevón con permiso y todas las de la ley;  entre muchos, muchísimos otros momentos que no tiene caso mencionar.

Después de recordar me puse a comparar, y...

Hoy no tengo avalancha, pero tengo a Viviana. No tengo ningún tipo de consola, pero justamente ayer instalé un emulador de "Super Nintendo". Sigo viéndole los calzones a las niñas, con la diferencia de que ahora me gusta también quitárselos. Ya no veo a mi amigo imaginario, pero disfruto un chingo platicar conmigo. Ya no me robo el dinero, lo pido prestado... para tomar. Dejé de creer en los reyes magos, pero sigo sin poder dormir cuando espero la llegada de algo bueno. He logrado entender perfectamente lo que es una chaqueta y a veces hasta la uso como somnífero. Dejé de gritarle a mi "nube voladora", aunque "vuelo" trepándome en hierbas y cosas d'esas. Dejé de jugar fútbol y de ver a Chabelo —aunque lo sigo respetando (a Chabelo, no al fútbol)—. Todavía odio a los insectos. Sueño con "hot wheels" a gran escala. Sigo sin saber recortar. Cambié el McDonald's por el Burger King. Pero sobretodo... no he dejado de ser un güevón.

Después de recordar y comparar, me da bastante gusto saber que no he cambiado mucho y que estoy evitando mi mayor miedo: Crecer.

Siempre he dicho que uno de los peores castigos que recibió la humanidad fue el de crecer. Creo que cuando las personas "crecen" olvidan parte importante de la vida, pierden capacidad de asombro (de la buena, no de la pendeja), pretenden "encajar", sobreviven en lugar de vivir, ignoran sus instintos (de los buenos, no los de dominar al mundo) y, lo peor, se olvidan de sí mismos buscando integrarse a la "sociedad"... entre MUCHAS otras cosas.

Estoy de acuerdo en que hay reglas que debemos de seguir para que este mundo no sea un cagadero (por ahí estamos fallando, porque YA es un cagadero). Entiendo que hay que "comportarse" y que no siempre se puede hacer lo que uno quiere por respeto hacia las demás personas (aunque tengo mis dudas, hay muchos pasandose a los demás por sus puntos de placer). Comprendo que es necesario vivir en armonía con la sociedad (¿existe eso?). Acepto el hecho de que todos tengamos que hacer alguna vez cosas que no nos gustan con tal de "sobrevivir". De verdad que entiendo/acepto muchos puntos de los que los "adultos" dicen, pero lo que definitivamente NO entiendo/acepto/ni nada...

¿Es realmente necesaria la represión?

Siempre he dicho que todo adulto NO es más que una ampliación de lo que fue de niño... pero muy reprimido.

¿Por qué tener miedo de que la gente te vea como "loco"? ¿Por qué no ser lo que de verdad quieres ser? ¿Por qué aceptar lo que padres y adultos dicen? ¿Por qué tenerle tanto miedo al "morir de hambre"? ¿Por qué abandonar tu barco cuando lo que tiene es un hoyito que se puede arreglar para evitar que se hunda? ¿Por qué adoptar "fórmulas de éxito" de otras personas, cuando no sabes si funcionarán igual contigo? ¿Por qué comprar las dudas de tí mismo que otros te venden? ¿Por qué tener miedo a fallar? ¿Por qué dejar de ver el sol por miedo, en lugar de correr por unos buenos lentes (que igual te chingas, pero con estilo)? ¿Por qué no ser COMO un niño por siempre?

Tal vez más de uno pensará: "Pues porque las cosas no funcionan así"... Y yo les pregunto de nuevo: "¿Y por qué no?".

Recordémonos de niños: Saltábamos, nos caíamos, llorábamos (o no), nos limpíabamos las lágrimas (o no) y lo volvíamos a intentar. Disfrutábamos de cualquier cosa sin preguntarnos si era lo correcto o no; pero nunca con malicia.

Aclaro que no se trata de ser inmaduros, sino de ver la vida como la ven los niños. Me caga la gente que se confunde. Es decir, no se trata de hacer berrinche porque no tienes el carro que quieres, se trata de trabajar y esforzarte para obtenerlo —fin del ejemplo vanal y superficial—. No se trata de vivir enojado siempre, se trata de tal vez hacer algo que no quieres, pero sólo mientras consigues lo que quieres. De nuevo un ejemplo absurdo: cuando eras niño y te tragabas el hígado encebollado que tanto asco te daba (habrá a quien le guste, así que inserte otro alimento), sólo para que te dieran chance de atascarte con el postre o te dejaran salir a jugar.
 
Recuerden que soy el nuevo OG(T) Mandino. Sin embargo, no pretendo que esto sea una guía para vivir, ni mucho menos, habrá quien comparta mi punto de vista y habrá quien me la miente por ello. Afortunadamente estoy rodeado de gente que piensa como yo y que me ha demostrado que hacer las cosas como aquí las planteo, se puede.

¿Ya me expliqué? Eso espero. Resumiendo, deberíamos vivir La vida según Quino:

Pienso que la forma en que la vida fluye está mal.  Debería ser al revés: Uno debería morir primero para salir de eso de una vez.

Luego, vivir en un asilo de ancianos hasta que te saquen cuando ya no eres tan viejo para estar ahí.

Entonces empiezas a trabajar, trabajar por cuarenta años hasta que eres lo suficientemente joven para disfrutar de tu jubilación.

Luego fiestas, parrandas, alcohol.  Diversión, amantes, novios, novias, todo, hasta que estés listo para entrar a la secundaria…

Después pasas a la primaria y eres un niño que se la pasa jugando sin responsabiliddes de ningún tipo…

Luego pasas a ser un bebé, y vas de nuevo al vientre materno, y ahí pasas los mejores y últimos 9 meses de tu vida flotando en un líquido tibio, hasta que tu vida se apaga en un tremendo orgasmo…

¡¡¡ESO SÍ ES VIDA!!!

En fin, los exhorto a que se dejen llevar por la filosofía del HAKUNA MATATA. Y como diría Michael Jackson: ¡Vivan los niños!... OK, no.

P.D.: Aquí una verdad absoluta y acá, otro chiste del Jackson (sólo pa' los sádicosmalditosasquerosos —como yo—). Los quiero... jugando.


14 Comentarios

  1. ¡Yeah!
    Molazo número 1.

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces pensamos que somos seres libres y que vemos la vida como niños, que a nosotros no nos pasó el haber crecido y haber perdido ese toque de inocencia/capacidad de asombro. Pero luego pasa algo y nos vemos envueltos en responsabilidades que no podemos eludir y nos amargamos un poquito. Mi mamá dice que es bueno amargarse un poco, tal vez yo concuerdo con ella, crecer tiene sus cosas buenas.

    Pero me gusta cada que alguien me dice que soy una infantil y que me comporte un poco.

    Me encantó lo de Quino! =)

    ResponderEliminar
  3. Yo sostengo la teoría de que TODOS llevamos un niño por dentro.

    Y todos decidimos el momento en el que lo dejamos "ser".

    ¿Qué adulto no sigue viendo caricaturas y se enajena? ¿Qué adulto no sigue espeando que sea domingo para chutarse todo tipo de azúcares? ¿Qué adulto no anhela jugar guerra de almohadas y ser el ganador?....

    Jajaja cuando leí "tener miedo al fallar" entendí otra cosa y hasta dije que quéeeeeeeeee?!?!?!.. cómo está eso jajajaja!! =P

    Y como finiquitaba en una de mis primeras entradas del blog... "La edad de la inocencia no termina, únicamente sigue su curso."

    Saludosssssss!!

    ResponderEliminar
  4. Ya, ya puedo comentar con calma sin la presión de que alguien me gane mi preciado lugar.

    Qué chingón tu post.

    Yo, como dije, no creo que la niñez sea la mejor etapa del ser humano por las limitantes que ésta conlleva; sin embargo creo que si todos fuéramos como niños toda la vida (ser como como niño, mas no portarse como uno cuando ya no se es) no existirían tales limitantes porque todos tendríamos la misma condición.

    Y sí. La vida se resumiría en pasarla mal un momentito -comiendo calabazas, por ejemplo- para tener momentos de genuina felicidad.

    Además, los niños no se dan de alta en Hacienda ni tampoco en el IMSS. Así todos seríamos más felices.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ay! Tardé como tres horas en escribir mi comentario. Ya no debo hacer tantas correcciones.

    ResponderEliminar
  6. Soy tu amigo y tu fans, y de corazon te digo que hoy me dieron ganas hasta de imprimir tu post.

    Eres una mamada de persona (yo tambièn lo soy) pero que chingònsisimo testo te acabas de rifar; Ahora si estuviste tecliando testos

    Arriba los niños!!! (jajajajaja), Ok, no.

    Gracias por la menciòn, tu sabes es un honor.


    Y solo por que ando ardido dire:

    .......... en tu arroz!!!


    Tu mèdico de confianza que esta poniendo acentos al revez.

    ResponderEliminar
  7. Yo tuve una infancia muy breve y no muy feliz y lo único que quería era crecer para poder hacer las cosas a mi modo porque todo a mi alrededor me parecía injusto. Ahora que he crecido me doy cuenta de lo afortunada que fui y de lo mucho peor que pudo haber sido.

    ResponderEliminar
  8. pues mi infancia no me pareció mi mejor etapa (aunque fue normalisima) hasta me identifiqué contigo con algunas cosas al principio de tu post, pero lo que no podia soportar era precisamente la represion de los mayores, no grites, no corras, no te ensucies, no rompas nada, pero vete a jugar wtf!? a que puede jugar una niña normal de 6 o 7 años sin hacer todo eso?
    Tengo la opinión de que para que un niño se convierta en un adulto sano y feliz, debe haber tenido una infancia sin represiones, tiene que haber sido un niño escuchado y comprendido por los adultos que lo rodean; me recaga ver cuando un niño viene emocionado a decirle algo a su papá o mamá, lo callen "por que estan platicando" "por que no deja escuchar la tele" o por cualquier otra mamada.. o peor aun que hagan como que lo escuchan para que se calle y los deje en paz.
    Libertad de expresión, señores, no es solo para los adultos, o creen que no vale la pena escuchar al niño porque ya saben que les va decir alguna pendejada? puede que si, pero no me vengan con que los dialogos de la novela son mas importantes, o el mitote de la comadre de mi vecina, o que se yo..
    Y cuando digo que no haya represion no me refiero a dejarlos que hagan su santa voluntad, obviamente no!
    Hay maneras de hacerles entender las cosas con razones, en lugar de los clasicos "por que si" "por que yo lo digo" "por que soy la mamá y yo mando" etc!
    Ahh con estos temas me puedo amanecer jaja mas vale que me vaya a hacer algo mas productivo.
    Saludos y feliz día para el niño que llevas dentro =)


    p.d. ud disculpara el chorote, pero es que soy maestra de kinder y ando sensible en este dia =.

    ResponderEliminar
  9. Si hiciéramos una mezcla entre este pensamiento de Quino y el cuento de The Curious Case of Benjamin Button (el cuento de Fitzgerald no la mamada que hizo el afeminado Pitt en el cine) la vida sería un coctel de fiesta y alegoría que invitaría a beberlo hasta el fondo. La niñez efectivamente me parece la etapa más sublime de la especie humana sencillamente porque es ahí cuando se está alejado de cualquier convencionalismo y siempre dices lo que realmente piensas valiéndote madres lo que digan los demás. Los adultos nos volvemos hipócritas y muchas veces por ser “políticamente correctos” no lo decimos, eso es lamentable. Yo una vez le pedí a los Reyes Magos una “armadura del fénix” y nunca me la trajeron…la sigo esperando para salir a romper madres. Ahora son los Reyes briagos y me regalan todo un maratón desde el seis de enero hasta el doce de diciembre, yeah. Saludos.

    “Buenas Noches, Buena Suerte”

    ResponderEliminar
  10. A huevo, a huevo, a huevo, las personas pierden la sabiduria de ser niño en la adolecencia, en cada barro exprimido se les va el saber.

    Yo por eso cada dia veo mis "caricaturas de mantenimiento" pa no desvielarme y lo unico que me crece es el pito.

    ResponderEliminar
  11. te falto tu obsesion a los twinky,a los animaniacs ( sobretodo a la enfermera) a ver nickelodeon ( la vida moderna de rocko)jajaja tienes que aceptar qe tambien te gustaba ver bananas en pijamas! conmigo obviamentee!

    aceptaloo!

    ResponderEliminar
  12. Son demasiadas cosas y buenos recuerdos como para comentar. Tendría que hacer un post al respecto. Que vivan los enanos. Nadie dice verdades como ellos.

    ResponderEliminar
  13. iba a preguntar qué coño es una chaqueta, pero ya está solucionado...

    yo me niego a crecer. y ya voy para veintiséis. que los pienso cumplir, pero me niego a crecer

    y no volvería a la infancia por nada del mundo. pero me niego a crecer

    besos

    ResponderEliminar
  14. @Mar: Por un momento pensé que no comentarías nada más aparte de tu mencionado primer lugar, jaja. Como comenté en tu post, tal vez ser niño tenga limitantes, pero no las percibes... las disfrutas. Y sí, debemos tratar de ser COMO niños, mas no serlo del todo. Me gustó la manera en la que resumes la vida... mejor dicho, todo el comentario, estuvo bien que te tomaras tu tiempo. Gracias y saludos.

    @Lorena: Crecer podrá tener sus cosas buenas, pero aún así creo que al final todos se ven consumidos por las malas... es ahí donde entra mi miedo. Lo mejor es ser infantil, pero no en mala onda, sino de la buena... Qué bien que te gustó el post. Gracias.

    @jess: TODOS, sobretodo las embarazadas (waka waka waka). Yo digo que tenemos que dejarlo "ser" siempre y sólo "guardarlo" tantito cuando sea realmente necesario. No he leído esa entrada, la checaré... pero me ha gustado mucho esa frase tuya. Saludosssssssss.

    @J. Antonio: Tu comentario me puso cachondo, jajajaja. Gracias por las palmas y, como siempre, qué chingón que te gusto mi tesssto. EPC.

    @Ésa que no eres tú: Así es, creo que todos llegamos a pensar alguna vez de niños que "ser grande" sería mucho mejor que ser un chamaco... Y creo que gran parte de la "magia" de ser niño recae en eso: No saber lo que decimos, pero decirlo con seguridad. Espero ahora todo marche bien para tí, supongo que sí, tus fotos no mienten. Saludos.

    @iris: Todo, absolutamente TODO lo que mencionas en tu comentario está lleno de razón. No tengo nada más que agregar. Pinches adultos, se quejan de lo que uno es como 'adolescente' y ellos son los que dan pie a todo lo que les caga de cuando uno empieza a "crecer". Tal vez te podría decir que ahora te dediques a ser la niña que no te dejaron ser, no me refiero a que actúes como tal; sino a que mandes todo tipo de represión al carajo. Y no, no te disculpes que para nada fue un "chorote"... es un GRAN comentario. Muchas gracias.

    @Jhon Brando: Yo sin duda bebería también ese coctel. Sin duda, "sublime" es la palabra que define la niñez. Esperemos que pronto lleguen tu "armadura del fénix" y mi "nube voladora" para salir a romper madres. Está chingón eso del maratón, ¡salud!

    @Carlos: Agüevo, resumiste todo sin pedos... Aunque de todos modos tengo que decirlo: ¡ay sí, pinche adornado!.

    @joss: Mi obsesión era con los "submarinos", aparte de eso, en todo lo demás tienes razón... ¡Púmbales!

    @Kyuuketsuki: Así es, que vivan.

    @Meryone: Jajaja, qué bien que aclaraste tu duda. Te respaldo, es lo mejor que uno puede hacer en estos tiempos: cumplir años sin crecer. Saludos.


    FUE GRATO VER COMENTARIOS TAN RIFADOS. ESPERABA UNA BUENA RESPUESTA, PERO FUE SUPERIOR. GRACIAS A TOD@S Y SALUDOS.

    ResponderEliminar

Su opinión es muy importante para mi ego.

NOTA: Debido al spam, se moderan los comentarios en entradas antiguas.