Lo poético de una epidemia...

Escrito por el 27 de abril de 2009

Sí, es verdad: ¡ya chole con la influenza, güey!... Pero no se puede, es un tema que está ahí y que no se puede ignorar. Aunque este NO  es un post típico de la influenza.

Hoy, como casi siempre, escribo por el bien de la comunidad. Sí, nos estamos muriendo. Sí, hay una epidemia. Sí, se respira miedo (literal). Sí, influenza is the new black. Sí, hoy es mejor visto pedorrearte que estornudar. Sí, hoy las mujeres prefieren que uno les agarre una chichi, antes de dejar que uno las bese y les diga al oído el gran amor que se siente. Sí, hoy el no saludar no es síntoma de mala educación, sino de sobrevivencia. Sí, hoy no está mal visto tener miedo. Sí, nadie sabe, nadie supo. Sí, la culpa la tiene cupido... ah! no, eso no...

No pretendo escribir sobre lo que ya todos sabemos, ni mucho menos burlarme de lo que está pasando —créanme—. Entiendo la magnitud del pedo y es por eso que escribiré sobre las cosas altamente poéticas que podemos encontrar en la calle en estos momentos; mismas que serían de mucha utilidad para disminuir el miedo y  que a la vez podríamos usar para nuestro video llegador:

  • Los gordotes con cubrebocas: Tragan y tragan valiéndoles madre su salud; pero eso sí, se cuidan de la influenza.
  • Los novios que se abrazan evitando sus rostros y que se notan tensos cuando van agarrados de la mano.
  • Un emo que usa cubrebocas: El antónimo perfecto.
  • Las bicicletas y pelotas de los niños, abandonadas.
  • El chofer del transporte público con su botesote de gel desinfectante a la mano.
  • La gente con un cubrebocas deslavado y percudido.
  • Los hermanos que no comparten el control del xbox.
  • Aquél que usa su cubrebocas de bufanda.
  • Los anuncios en las farmacias de "cubrebocas agotados" y los estantes libres de suplementos de vitamina C.
  • El papá que se espanta porque su hijit@ ha estornudado.
  • La muchacha que usa bufanda a medio día con el sol en su máximo esplendor.
  • Los pájaros que ya no cantan.
  • La novia que extraña al novio por estar en cuarentena y el novio que extraña las chupadas de su novia.
  • El ateo que se persigna antes de salir de su refugio.
  • Aquellos que ya no saben qué hacer y están hartos del encierro.
  • Los hipocondriacos deseando no identificarse por primera vez con ningún síntoma.
  • La señora que se siente experta en medicina.
  • El humor con miedo que hay en todos lados, pero que abunda en twitter.
  • Que el decir "salud!" cuando alguien estornuda, por primera vez sea un gesto honesto y no de mera cortesía.
  • El hecho de que hoy un cubrebocas valga más que cualquier moneda.
  • Las personas que en su encierro recuerdan y reflexionan.

Eso es lo que me ha tocado "ver" hasta el momento. ¿Nunca les ha pasado que sienten que han olvidado mencionar un punto importante? Así siento ahorita, así que si tienen alguna cosa que proponer, —hoy más que siempre— es bienvenida.

P.D.: Me estoy volviendo adicto al cevalin (después de haber sido adicto al graneodín)... Los quiero... dando besos por debajo de su cubrebocas.

15 Comentarios

  1. NOTA: Respondiendo los comentarios del anterior post, recordé el punto que olvidaba...

    "La gente con sonrisas dibujadas en su cubrebocas: Algo simplemente sublime."

    ResponderEliminar
  2. jajaja.... chale... muy cierto... y patetico ademas... escalofriante

    ResponderEliminar
  3. Yo dije que la unica medida de prevención que no iba a seguir era la de evitar compartir mis fluidos corporales, pero mi momio se fueeee (dizque la influenza lo persigue y se fue a refugiar a casa de su mami) y me quedé solita sin quien compartir mis fluidos... Snif... snif...

    ResponderEliminar
  4. Te cuento lo sublime o lo triste? que se me hace que ya ni vuelos hay. Que loooco!

    ResponderEliminar
  5. si hay vuelos solo que asi como en soy leyenda q ven si estas sano o no =)

    ResponderEliminar
  6. yo qiero 1 cubrebocas sonriente como el de dr house, no se pa qe chingados si en mi rancho no ai tanto pedo, estamos a pinchemil kilometros de la tragedia jaja pero igual lo qiero, nada mas qe con un agujerito para poder fumar sin qitarmelo.

    El graneodin es la onda, me gusta sentir la lengua entumida y hablar como el pato lucas (y)

    ResponderEliminar
  7. - La gente que evita ir a la iglesia, pero sí va a la venta nocturna de X tienda departamental.

    - La gente que se la pasa rociando flit desinfectante en todos lados, pero no recuerda que el teclado es la mayor fuente de bacterias.

    - La gente que usa guantes y se toca enseguida la cara.

    - La gente que está encantada de sus "vacaciones escolares", pero mega encabr...ada porque no hay antros abiertos Muajajá!!!

    Y bueno, la gente cof cof mega indignadísima de que por primera vez en su vida se encuentra enrrachada en el gym, y se ve en la penosa necesidad de tomar vacaciones forzosas... así cuándo se va a ir mi reserva energética chinga!!!

    Saludossssss!!!

    ResponderEliminar
  8. Pedorreate AL estornudar.

    ESO es un faux pas.

    ResponderEliminar
  9. Los weyes que nos creemos invulnerables y caminamos desnudos en la casa gritando "pinche influenza, no te tengo miedo, ven pa aca" y vamos a propósito a lugares concurridos sin cubrebocas y hacer como que estornudamos para provocar pánico. Así soy de mamón jajaja

    ResponderEliminar
  10. Deveras que las tragedias masivas dejan expuesto lo más incongruente de nosotros mismos.

    Sobretodo por situaciones como las que mencionas al inicio de tu lista.

    Yo ya no saludo de mano a los clientes y uso cubrebocas porque nos lo exigieron en la chamba... Pero como tacos y tortas servidos directamente de la mano -sin desinfectar- del taquero o tortero en cuestión.

    Bueno... Supongo que vale más la pena morir porque te transmitieron el virus a través de una torta y no por un saludo poco sincero entre cliente y vendedor.

    Ja.

    ResponderEliminar
  11. Tengo tres días sin salir de mi casa!!! Tengo la defensas muy bajas porque estuve enferma la semana pasada y aunque ya estoy bien me dijeron que cualquier exposición por mínima que fuera derivaría en contagio así que estoy encerrada.

    Ya no le temo tanto a la influenza como a que todo esto termine en una mala versión de The Shinning.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. @Casi un Dios: Así es, "escalofriante"... buen adjetivo.

    @MIN...: Jajajaja, sal a besar vagabundos; apuesto que tienen mucho que dar... tanto tiempo de abstinencia no puede fallar.

    @Lorena: Usa una bicicleta.

    @Akisuki: ¿Y si llevo un perro como el de la peli?

    @iris: Los pinchemil kilómetros de distancia, no te salvan... corre por un cubrebocas. Por la dormida de lengua es que me volví adicto.

    @jess: El primer punto que mencionas me ha encantado, es insuperable. Las rachas interrumpidas en el gym son malas para la salud, yo por eso no voy, ja. Saludísimos.

    @Ninja Peruano: Y también es algo muy "cagado".

    @Kyuuketsuki: Aguas con el karma, jajaja.


    @Mar: Has mencionado un gran punto. A veces pienso que es un "vamos a jugar a que nos cuidamos" y ya. Aunque como dices con lo de la torta, es mejor contagiarse por gula que por amabilidad. Ja.

    @Ésa que no eres tú: Jajajaja. ¿Ya tienes tu máquina de escribir y tu pelotita de tennis (o de lo que fuera, no recuerdo bien)? Besos.

    @José: Ay sí! tú las trais...

    ResponderEliminar
  13. Faltó mencionar las ya choteadísimas fotos en el msn con un cubrebocas.

    Y, en mi caso, contactos que lloran la clausura de la Feria.

    ResponderEliminar
  14. [MnS]: Yo casi no tengo contactos con fotos y cubrebocas. Qué mal pedo lo de la feria, por cierto... tsssssssssss.

    ResponderEliminar

Su opinión es muy importante para mi ego.

NOTA: Debido al spam, se moderan los comentarios en entradas antiguas.