Si llego a viejo, quiero ser como Clint Eastwood...

Escrito por el 2 de abril de 2009

Hoy fui al cine después de mucho tiempo (solo, no me gusta ir acompañado: "Es que soy bien fan gggüé y la gente no sabe apreciar luego lo bello que es el cine... o sea, ¿sí me entiendes, güey?" —a veces voy con otro wey igual de antisocial —) y vi 'Gran Torino'.

La descargué poco tiempo después de su estreno en los E.E.E.E.E.E.U.U.U.U.U.U., pero ps no la iba a ver porque: "Es Clint Eastwood, no mames... hay que verla en el cine, gggggüé!". Así que ahí estaba yo, sentadito hasta atrás justo enmedio de la sala, con mínimo 5 asientos de cada lado que me separaban de la chusma (la sala no estaba para nada llena): había una pareja de viejitos bien rifados, se notaba a leguas que eran fansss de Clint Eastwood; una pareja de recién casados con un bebé —yo rezaba porque no fuera a convertirse en un dolor de gónadas, y no, se portó bien... respetó a "tito Clint"—; otra pareja por aquí, otra por allá... Chingadamadre! Acaba de llegar una y se sentó justo 2 asientos a la izquierda de mí... OK, ya se fueron hasta la esquina... bien.... Pppputamadre! llegó otra parejita de gordos y se sentaron donde estaba la anterior... ok, se ven buen pedo...

Aclaro que este post es más bien terapéutico. No pretendo que mi opinión respecto a la película sea tomada en serio (porque no soy crítico), aunque si tuviera que hacer una reseña, sería esta:

Empezó la película. Primer plano de Clint Eastwood: me chorrié. Siguió la película: me volví a chorrear. Apareció el Gran Torino 1972: "yavalióvergavoyatenerquetirarmiscalzones!"... La película continúo sin contratiempos y yo bien contentote con mi erección grado 4... Esperen, ¿qué es ese ruido?... "No voltees, cabrón, no voltees!"... Volteo y ¿qué creen que ví?... No, no era el bebé... El pinche gordo y su gorda están trague y trague haciendo un chingo de escándalo (la neta era un ruido mínimo, pero soy muy intolerante)... ¡¡¡PUTOS!!!.... OK, ya se cansaron de tragar (duraron como 10 minutos). Todos quietos, al fin ha regresado la calma y yo sigo con mi erección... Me sigo chorreando.

Y así transcurrió la mayoría de la película, yo sonriendo y con una erección cada vez más y más dura que cualquier barra de titanio.

Es mi deber comentarles, porque los quiero —en serio... OK, no—, que la neta casi lloro al final de la película. En parte por la escena, y en parte porque me cuesta mucho trabajo asimilar el hecho de que ésta es la última película en la que Clint Eastwood actúa (aunque él dice que eso nomás fue un rumor).

En fin, grosso modo, Clint Eastwood cumple con lo suyo: ponernos cachondos. Si bien la película viaja sobre una trama sencilla, no hay un solo momento de pretención y logra criticar  de manera contundente los pensamientos reprimidos que todos llevamos dentro. Sobra decir que "Tito Clint" cumple con su papel de manera impecable (como siempre); aunque en esta ocasión es increíble ver lo cagado que puede ser cuando se lo propone. Y por si lo anterior fuera poco, vuelve a demostrar que el cine no se hace con dinero: se hace con güevos.

Resumiendo, me volvió a quedar clarísimo la razón que tenía —y tengo— al decir:

"No soy puto, pero yo sí me le daba a Clint Eastwood..."

Otra cosa que también me hizo cagarme y chorrearme de emoción fue cuando empezaron a aparecer los créditos y escuché esto:

*Clávense en la textura de su voz de teporocho.*

P.D.: Calificaría la película, pero Eastwood es un Semidios y yo... yo no soy nadie. Ahora sí, no podrán llamarme "pretencioso"... lero lero. Agradeceré me regalen un par de calzones nuevos.

10 Comentarios

  1. Todo un personaje viviente, de los pocos que siguen dando.....

    Mis respetos para él, tiene un pinche cuerpo de no mamar!
    Neta, ya quisieran mis amigos tener un poco de esos músculos caray!

    One million dollar baby pudo encantarme, así que seguramente iré a ver Gran Torino este finde... igual, siempre voy sola los sábados por la noche....

    Siempre pienso que encontraré a mi alma gemela en la función nocturna sabatina de cine de arte y la verdad es que nomás asistimos las mismas cuatro parejas que se manosean en el mismo lugar siempre, y yo.
    Pffff.
    Pero soy persistente jiji.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. yo no la he visto pero la quiero ver y ahora mas

    ResponderEliminar
  3. Clint Eastwood es dios!

    Y la peli esta de super mega huevos...

    ResponderEliminar
  4. El martes fui solaaa, al cine y estaba entre ver esta y la de slumdog millionaire, y solo por horario decidí la última, aunque mi primera intensión era ver gran torino!

    En la semana voy a tener que ir, es mi obligación.

    Nota mental: Llevar calzones extra ¬¬

    ResponderEliminar
  5. prometo solemnemente qe cuando seas viejo y seas como Clint Eastwood tendre un blog y posteare acerca de las pinchemil veces que me chorrie al verte.
    He dicho =)

    ResponderEliminar
  6. Tu post me hizo recordar mi fantasía sexual de antaño: Harry el Sucio.

    Por otra parte: Casi pude sentir la incomodidad de escuchar el crunch-crunch proveniente de la pareja glotona. Eres bueno con la narrativa -al menos con la que produce sensaciones negativas en mi humilde persona-.

    Muajá.

    ResponderEliminar
  7. @jess: Pues si te gustó el papel que hizo en "Million Dollar Baby", sin duda en ésta te va a encantar y aumentará tu líbido de una manera impresionante. Estaría chingonsísimo que encontraras a a tu alma gemela en la función de esta película. Saludos.

    @Akisuki: Anda y ve... AHORA.

    @Gooz: Sí es un cabronazo... pero dios es David Gilmour, aunque Eastwood es vicepresidente del cielo.

    @Lorena: Tienes que verla pronto porque no creo que dure mucho en cartelera (una lástima). Y sí, lleva calzones extras.

    @José: Tú siempre tan elegante.

    @Iris: Caray! Qué honor! Confiaré en tu palabra, bien recibidos tus comments como siempre.

    @Mar: Ajá-já! Pues imagínate a ese mismo Harry Callahan; pero evolucionado, con más años y muchos más güevos... orgasmo seguro. Por otra parte, tú siempre sonrojándome como quinceañera. Saludos.


    GRACIAS A TODOS Y SALUDOS.

    ResponderEliminar
  8. Ando esperando el momento indicado para verla. Jajaja, me caga la gentuza que no rspeta el aposento sagrado de proyección cinematografica, pero bueno, nunca ha pasado de una discusion con tales tipos de personas.

    ResponderEliminar
  9. Vorguees: Sin duda, los mejores momentos para ir al cine es durante la última semana en que la película se proyectará, ya que no hay gente. Pero en ésta ocasión, simplemente no pude esperar más. Saludos.

    ResponderEliminar

Su opinión es muy importante para mi ego.

NOTA: Debido al spam, se moderan los comentarios en entradas antiguas.