Falsas Esperanzas... (1a. parte)

Escrito por el 5 de mayo de 2009

La atmósfera que se crea en torno a un embarazo —apuestas para atinarle al sexo del feto, regalos, el proponer posibles nombres, bromas con respecto al caracter que tendrá el futuro bebé, molestar a los próximos a convertirse en hermanos mayores, pensar que el niño será lo que los padres no fueron, etcétera—, me resulta simplemente repugnante. Y es que esa atmósfera está lejos de ser sincera, está llena de motivos personales por parte de los "participantes".

Nunca he entendido la necesidad de las personas por "delegar" metas personales, me caga la gente que ve a un futuro bebé como "una bendición"... Las personas que dicen "dale gracias a la vida, ya verás que este niño trae torta bajo el brazo" (o alguna mamada similar), merecen ser meadas y cagadas mil veces por el bebé en cuestión.

Y es que entiendo que un bebé pueda ser motivo de alegría, que una nueva vida siempre causará revuelo y emoción. Pero me cuesta demasiado trabajo entender por qué la gente se proyecta en la imagen del bebé: toda la familia quiere que el recién nacido tenga un rasgo propio (hablando de familia cercana).

¿Por qué no ver al bebé como lo que es? Un animal más en una selva más que devastada (¡ay, qué mamón!).

Así es, como ya habrán adivinado, en mi familia hay un nuevo integrante. Todos querían que fuera niño (a mí me valía madre, la verdad), pero resultó niña (tan chiquita y ya llevando la contraria, carajo)... NO, no es mi hija, es mi sobrina.

Lo acepto, la miré durante casi diez minutos sin decir nada. No hacía mucho (ella —y yo tampoco—), sólo dormía y sonreía de vez en cuando (supongo que por más pequeño que se esté, un pedo se disfruta igual); la verdad es que no está tan feita como yo pensaba que estaría (todos los recién nacidos se me hacen pequeños monstruos, nada personal)... Fue todo, no propuse un nombre, no esperé que fuera nada, sólo la dejé dormir; así, sin crear especulaciones a su alrededor.

Aunque sí, debo confesar que mientras la veía, pensé la manera en la que la pondría por el camino correcto: la hipnotizaré, en cuanto entienda lo que uno le dice, para que siempre me obedezca y me lleve las chelas y los tragos... es todo. Si analizamos esto, es mucho menos grave lo que planeo hacerle a tener algún plan más grande para ella.

En fin, tal vez me ví un poco amargado con lo que acabo de plasmar; pero "las esperanzas en el recién nacido", simplemente me cagan. Ya lo explicaré en la segunda parte de esta "saga" de posts, pero a ver: ¿que pasaría si mañana la niña quiere ser puta en lugar de ama de casa? Tooodos se van a cagar pa' dentro, menos yo. A mí todo eso me vale madre. Repito, ya lo explicaré... espero.

-------------------------------------------------------------------------

En otro orden de ideas, hoy compré un vaso nuevo para mi licuadora (el anterior se chingó y no sé cómo) y en un afán por estrenarlo me dispuse a cocinar spaghetti por primera vez (confiando en mi buena racha en la cocina, basada en licuados y hot cakes)...

No le voy a mentir, estimado lector, así que pongámoslo de este modo: Si el spaghetti lo hubiera cocinado mi esposa (suponiendo que estoy casado), la habría mandado directamente a que se lo tragara en el patio con el perro... O sea, me quedó de la chingada.

Afortunadamente lo salvé con un chingo de crema, sal y una gran técnica gourmet: una gratinada de queso oaxaca hecha con 60 segundos en el horno de microondas... Me supo pinche, pero ya no tanto. Aunque no nos alarmemos, tomé nota de mis errores y prometo publicar foto pronto de un spaghetti chingón preparado por mí. Asimismo agradecería me rolaran unas buenas recetas.

También les quiero recordar que mi blog no se lleva nada bien con el reputísimo Internet Explorer, tal vez solucione eso pronto algún día. Así que mientras les recomiendo a los usuarios de semejante cochinada que se cambien a Firefox, Google Chrome (éste peca de chingón, si me lo preguntan), Opera o cualquier otro no tan culero. Miren, no les miento, mi blog es una chulada, se debería ver así:

* Click para verla más grande (sin albur) *

Es todo, voy por unas chelas.

P.D.: Agradeceré me hagan saber cualquier tipo de error que perciban en el blog (aparte del autor)... Los quiero... NO usando IExplorer, mandándome sus recetas y cambiando pañales (cagados, si no no cuentan). 



15 Comentarios

  1. Y no olvides la grandísima mayoría de las persona desean que sus hijos cumplan los deseos reprimidos de los padres.

    Yo, por ejemplo, desde chiquitas mandaré a todas mis hijas a que tomen clases de ballet. No me importa que no quieran.

    [...]

    ¡Tienes razón! Tu blog se ve feo en IE. Me dio curiosidad (¡¿por qué se queja tanto este tipo?!) y abrí tu blog en ése explorador.

    Lo más notorio (aparte de tu columna perdida) es que el header no se ve bien: aparece un grandísimo triángulo gris que le tapa las bubis a la tipa esa.

    ResponderEliminar
  2. Creo que sólo cuando se es madre se comprenden ese tipo de cursilerías. Yo no quiero que mis hijas sean lo que yo no pude ser (porque en ese caso serían teibols de esas carísimas y frívolas y no creo que a mi marido le haga gracia) pero sí quiero que sean Felices y que no jodan al prójimo (a menos que tengan una excelente e irrevocable excusa)nomás porque sí. En fin, ya verás tu suerte cuando la niña empiece a hablar, a caminar y a querer dominarte. Juar!

    ResponderEliminar
  3. La inmensa mayoría trae niños al mundo para cumplir sus sueños frustrados y proyectarse en sus hijos

    ResponderEliminar
  4. jajajaja te dije que estaba bonita!

    y la neta coom deseeo que esa niña sea lo contrario a todos!

    porque pinche familia que nos cargamoss la neta!

    jajajaja te quieroo reteharto!

    ResponderEliminar
  5. VozenOFF6/5/09 12:41

    Yo cuidare a mi hijo de amistades como tu. jajajaja Neto. Leo tu blog desde hace poco tiempo y debo decir que aunque hasta hace 1 dia me apetecias inteligente, este post se me antoja con pensamientos dignos de tu edad. Ahora me resta recomendarte usar condon, por aquello de los sustos no deseados. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. @[MnS]: De hecho eso fue lo que traté de dejar claro. Y por favor, no mandes a tus hijas al ballet... te odiarán y lo merecerás. Sí, se ve horrendo en IE.

    @La D: Ya tengo planes para esa niña, estoy armando un "casco control remoto". Pero sí, tal vez nunca entenderé esas cursilerías... no pienso tener hijos. Saludos.


    @Kyuuketsuki: Así es, no hay más.

    @joss: Dije que no estaba tan feita, nunca le dije bonita. Y que sea como quiera ser, pero que le guste.

    @VozenOFF: Si alejas a tu hijo de personas como yo, nunca será chingón, jajaja. En cuanto a lo otro, siempre me dicen lo mismo "creí que eras inteligente"... trato, pero no todo el tiempo puedo ser perfecto. Ja. Saludos.


    SALUDOS PA' TODOS

    ResponderEliminar
  7. ¡Claro! ¡Para cambiar un pañal necesita estar sucio! ¿Si no, cómo?

    Y sobre las expectativas depositadas en el nuevo integrante de la familia: Sí, son enfermizas.
    ¿Por qué esperar que el niño aún encarnado en la madre traiga nuevas bendiciones a la familia, se convierta en un abogado como su padre o sea un hombre de bien?

    ¿No les parece demasiado pedir que nazca sano?

    Además. Cuando yo veo a un niño recién nacido, con la nariz llena de bolitas de sebo, enrollado -casi sepulado- en un montón de cobijas, que lloriquea cada veinte minutos y que es incapaz de hacer otra cosa que no sea berrear, evacuar o dormir, lo último que pienso es que vaya a ser un gran contador.

    ResponderEliminar
  8. Con respecto a lo de la niña, se a que te refieres... me toca vivir eso diario...
    La cosa que mas risa me da es cuando dicen " SALIO IGUAL DE PELUDO QUE SU PAPA " jajaj y el pobre chamaco tiene lanugo (una capa fina de vellos que tienen muchos recien nacidos o bebes prematuros). desde ahi te das cuenta que ese niño no podra ni respirar agusto.....


    ----
    Lo de la comida; Pooota cabrón, mi punto débil, fíjate que yo vengo llegando del walmart, compre cosas para hacer alimentos aca medio exóticos como me gustan, traigo planes de unas espinacas, con tocino y queso gratinado,......
    una buena sopa de verduritas y por supuesto carne, me senti bien mama gallina wey por que compré cubitos de costilla jugosa, creo que esto merece post.

    XD
    solo queda decir ESTUPIDO FLANDERS!
    DIGO....BON APPETIT

    ResponderEliminar
  9. a mi me emociona pensar q tendre un hijo xD

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que muchos padres ven en sus hijos la posibilidad de cumplir sus frustraciones. Es cagante cuando la gente se pone a “organizarles” su futuro y tratan de encausarlos de cierta manera. He conocido casos de padres infartados que veían en su hijo al médico, abogado o arquitecto modelo cuando el chaval decidió ser filósofo. Por fortuna mis padres siempre fueron otro pedo, sobre todo mi viejo que me decía: “dedícate a lo que quieras MENOS de puto”. Si algún día llego a tener un hijo espero que no sea como yo, de lo contrario estoy seguro que intentaría asesinarme. Saludos.

    “Buenas Noches, Buena Suerte”

    ResponderEliminar
  11. Está bien snif... prometo no vestir a la James Dean a mi pequeño Max... ni a obligarlo a escuchar música clásica, ni a llevarlo a que entrene fut....
    ....
    Pero la verdad, para eso es lo que lo quiero :S

    Y ajajá!! Cuando algo sepa mal, el secreto está en.... limón. Échale limón a una piedra y te sabrá a gloria. ;)
    Cof, cof.

    Delicatessen!

    Saludosssssss!!!!

    ResponderEliminar
  12. gracias. gracias. gracias. por fin. alguien que acepta que los recíén nacidos son como pajaros recién nacidos. guacala. ojos morados. olores. guacala.,

    ResponderEliminar
  13. @Mar: Tus comentarios, como siempre, resumiendo a la perfección lo que quise decir. Alguien que verrea, caga y duerme: no puede tener de ninguna forma un futuro claro. Cierto, muy cierto. Saludísimos.

    @José: Los recién nacidos son feos, y con esa capa de pelo aún más. En cuanto a la comida: calla que tengo hambre... goloooso.

    @Akisuki: ¡Oh, por Dios! ¿Estás embarazada?

    @Jhon Brando: Exacto, eso es lo que emputa: que le quieran organizar el futuro a uno. Tu padre sabía lo que decía y qué bueno que le hiciste caso (no es que tenga nada en contra de los putos, pero... ok). Suerte con tu posible hijo. Saludos.

    @jess: Jajaja. Al menos eres honesta con lo de "para eso lo quiero"; eso es bueno... pero no tanto, ja. ¿Limón a la pasta? Creo que vomitaría... el secreto está en tragar sin masticar, al menos me ha funcionado cuando tengo mucha hambre. Saludosssssssssss.

    @káfe: Sí, son feos... todos, puto el que diga lo contrario. Güelcom. Saludos.

    Saludos insomniosos a todos.

    ResponderEliminar
  14. Me recordaste una escena de una peli mexicana cuyo nombre no recuerdo, donde hablaba de los desórdenes alimenticios... y jajaja, había dos pubertillos chonchis (nene y nena) a los que sus respectivas mamás pipirisnais socialité enviaban a cursos y nutriólogos, tonssss el niño un día va con la niña y le dice: "He descubierto la manera de comer pingüinos a todas horas y bajar de peso, mira, lo metes a la boca, lo masticas, el sabor te pasa a la garganta, y antes de tragarlo, lo escupes a la basura"... pero la niña también se lo comía jajaaja!!
    Ay como me dio risa eso... bueno, a lo mejor nada que ver con tu respuesta pero ja, me acordé.
    =P

    Saludosssssssss!!

    ResponderEliminar
  15. jess: No he visto la peli, ojalá recuerdes el nombre para checarla. Saludosssss.

    ResponderEliminar

Su opinión es muy importante para mi ego.

NOTA: Debido al spam, se moderan los comentarios en entradas antiguas.