Tres meses...

Escrito por el 13 de agosto de 2009

Durante mucho tiempo me la he pasado leyendo los libros que me recomiendan, viendo las películas catalogadas como esenciales y estudiando los temas de interés para las personas que me rodean. He tratado de ser buen hijo, buen hermano, buen amigo y genial "alguien" (novio, odio la palabra).

Desde que tengo uso de razón he tratado de pertenecer, y eso lo hago tratando de satisfacer a los demás. Los momentos y las situaciones son muchas, pero se resumen en el siguiente ejemplo:

Si un libro o película que me han recomendado no ha sido de mi agrado, suelo contestar con agradecimiento lo brillante que me resultó. Todo esto con tal de que la persona que me hizo la recomendación no se sienta ofendida y siga creyendo que tiene buen gusto (aunque en el fondo enumero todos y cada uno de los defectos que tiene la obra en cuestión). Después de todo, ni gano ni pierdo nada.

En el ámbito amoroso, soy capaz de cambiar por más difícil que resulte: si me encuentro con una vegetariana, dejo de comer carne; si me encuentro con una cristiana, me aprendo la biblia; si me encuentro con una bibliómana, saco mis libros viejos; si me encuentro con una deportista, dejo de fumar y de emborracharme; si me encuentro con una popera... ahí sí me alejo sin decir nada; etcétera. En pocas palabras, miento y siempre actúo de acuerdo a mis mentiras y cumpliendo mis (falsas) promesas.

Con la familia y amigos pasa algo similar, pero no es tan grave... supongo. Si me piden un favor, hago todo lo posible por ayudar; si hay algún tipo de pleito, siempre soy el intermediario; y muchas cosas más que, según yo, son normales al tratarse de la familia.

Mis ganas de pertenecer me han costado demasiado: ahorrarme corajes, evitar peleas, comer cosas que no me gustan, disfrazar mi verdadera opinión, negar mis gustos, soportar situaciones bastante incómodas y tragarme mis palabras una y otra vez. A pesar de todo, finalmente me atrevo decir que mi sacrificio ha funcionado y que por fin pertenezco; la gente me quiere, me trata bien y se preocupa por mí.

Sin embargo, aún después de haber logrado lo que tanto he buscado, no me siento satisfecho y mucho menos feliz. Siendo lo más honesto posible, estoy harto y asqueado...

Es por eso que hoy comenzaré a hacer lo que realmente disfruto: me pondré a ver una y otra vez las películas carentes de trama, pero que tanto me entretienen; leeré libros de fácil reflexión y confesaré lo mucho que me gustan; escupiré toda la comida que no sea de mi agrado; saldré a buscar pleito en algun bar; dejaré de prometer amor y comenzaré a follar sin compromiso; etcétera. Dejaré de darle la razón al mundo e impondré mi punto de vista a como dé lugar: se hará lo que yo diga y como yo lo diga.

Resumiendo, hoy todo el mundo puede chuparme un güevo... Total, mi tumor cerebral y los tres meses que me quedan de vida me prohiben perder el tiempo en pendejadas. ¡Salud!

P.D.: No, no se trata de mí. Los quiero... sin chupar nada.

27 Comentarios

  1. Conozco a un psicoanalista que tiene más de 90 años de edad que alguna vez le dijo a un paciente suyo que llamaba para cancelar:

    "Mire, mejor venga hoy porque esta sesión todavía puedo prometérsela. La semana que viene, no sé".

    Sigue vivo, btw.

    ResponderEliminar
  2. Está bastante certera la ficción (porque lo es, ¿verdad?)

    En mi caso tiene un rato, digamos que unos 4 años, que dejé de preocuparme por agradarle a todo el mundo y procuré dar opiniones mas "viscerales": si la película que estás viendo me parece un bodrio, te lo digo. Por poner un ejemplo. Si casi no lo hago aquí o en el tuiter, es porque suelo tratar con personas que tienen gustos similares (o al menos parecidos) a los míos.

    Puedo afirmar ahora que aquel que no reafirme su opinión de ese modo es puto. Fin.

    ResponderEliminar
  3. jajaja ese Kyutz ora anda diciendo puto cada vez que puede.....

    .... el que no brinque y que no salte!! yeah! jajajaja!

    Yo siempre fuí así con mis novios, si querían que yo pisteara, pisteaba, si no querían que yo comiera, no comía, si querían que yo usara lencería sexy, la usaba, si querían probar posiciones nuevas, yo me ponía, no, no, de lo peor que me ha pasado en la vida.

    Ahora pisteo cuando se me da la gana, como lo que se me da la muy rechingada gana, uso la lencería que me gusta sin importar que sea rosa y no sea sexy.. y..... como no tengo novio, no puedo ponerme como yo quiera.. peeeero cuando salgo con chicos de vez en vez, ahora sí les digo "tú abajo nene, aquí la que manda, soy yo" ;)

    Y Salud por eso chinga!

    Saludosssssss!!!

    ResponderEliminar
  4. Cambiar por amor es de lo más nefasto que hay en el mundo, y sin embargo, creo que todos lo hemos hecho.

    En fin, discúlpame, pero voy a tener que pedir un raincheck en eso de chuparte un güevo, soy alérgico a chupar güevos.

    ResponderEliminar
  5. jajaja por un momento lograste engañarme, me sentí tan engañada en demás cosas u__u. No me hables más...

    No no es cierto Tumeromole :)

    Lo triste es que muchos suelen hacer eso de verdad.

    saludos .

    ResponderEliminar
  6. iba a citar a donnie darko

    pero no lo voy a hacer

    creo que acabo de descubrir que para que alguien sea mi hombre ideal, tiene que gustarle el terror malo. caballeros: por fin se abrió la veda, pueden ponerse a la cola (ah, que a los hombres no les gustan las chicas aficionadas al terror malo? ellos se lo pierden...)

    besos, molito

    ResponderEliminar
  7. Muy humano eso de querer encajar... pero a este pobre ya le sacó un tumor. Tiene tres meses de vida para disfrutar lo que no pudo en no sé cuanto tiempo.

    Entonces... no es tan humano...

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. CREO QUE AUN SIN TENER UN TUMOR CEREBRAL LA PERSONA DE LA QUE TRATA EL ESCRITO HUBIERA TERMINADO SUICIDANDOSE, ES MAS, ANTES DE LOS TRES MESES.

    VIVIR DANDOLE GUSTO A LOS DEMAS Y REPRIMIENDO LOS SENTIMIENTOS MAS BASICOS (LA IRA, LA TRISTEZA, LA INSATISFACCION)ES UNA CONDENA SEGURITA DE ENFERMEDAD Y DE MUERTE.

    LAS PELICULAS CARENTES DE TRAMA SEGURO SON PORNO, JAJAJA.

    SALUDOS TUMEROMOLE.

    ResponderEliminar
  9. Iba decirte que eres o eras muy noble y amable al hacer todas esas cosas. Creo que yo suelo ser un poco asi hasta que abusan de mi confianza.

    ResponderEliminar
  10. Exacto, yo secundo el comentario de arriba. Creí que eras un alma noble y sacrificada.

    Pero no. Te has hecho menso a ti mismo todo el timpo.

    Como sea. Yo estaré gustosa de leerte cuando confieses lo muy filosóficos que encuentras los diálogos de historietas como Archie, que te encanta cómo canta Laura León y cuando termines en los separos por andar de bravucón.

    Qué bonito.

    Salud. Que el tumor cerebral se reduzca. O bueno... no. No hay muchas razones como para desear eso.

    ResponderEliminar
  11. ATENTO AVISO:

    Pareciera que sí, pero no... No se trata de mí. Sí, soy a toda madre; pero no, no trato de satisfacer a nadie. ARG.

    ResponderEliminar
  12. Triste que despues de una vida de tratar pertenecer, al solo tener 3 meses de vida decida ser, hacer, comer, beber, ver, leer , decir... lo que se le antoje sin importar NADIE mas.
    Pero mas vale tarde que nunca!
    Bsox

    ResponderEliminar
  13. Cuando se llega a la conclusión a la que llegó el autor de este post es que se ha decidido comenzar a vivir...

    ResponderEliminar
  14. Me conmovió el final, son de esos pensamientos que nos recuerdan a cada instante como "vive hoy como si fuera tu ultimo día" y todas esas palabrejas pero que si nos ponemos a reflexionar tienen mucha razón por choteadas que estén.

    ResponderEliminar
  15. cambiar es lo peor q puedes hacer :S

    ResponderEliminar
  16. Been there.

    Lo peor de todo es que si la relación en la que estás no funciona te pones a pensar: ¿Que hice mal?.

    En fin, lo mas sencillo es mandar al carajo a la gente, te evitas problemas y vives mas tranquilo. Yo por eso decidí ser un robot.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Ash. Ya te dije que tus postdatas y aclaraciones importantes deben estar escritos en letras grandotas.

    ResponderEliminar
  18. Y porqué necesariamente tiene que darse cuenta de lo desperdiciado de su vida, cuando, ya va a morir¿? :S

    Igual esta muy bueno el relato :P
    Y yo creo que sí quirees satisfacer a otro alguien... haha, bueno no lo sé, en varios post se nota que eres algo... cachondón :P

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Cada quien con su teatro, pero todos, todos lo hacemos.

    ResponderEliminar
  20. nunca me contradeciste con las peliculas... ahora todo lo veo claro... bastard

    ResponderEliminar
  21. Como dicen por ahí: "Prefiero un '¡Chinga tu madre! sincero que un 'Te quiero' muy a webo".

    A veces es mejor ser necio que darles el avión.

    ResponderEliminar
  22. ¨Por pendejo llego tarde al post
    pero no hay nada mejor que leer algo chingón a las 5 de la mañana

    ResponderEliminar
  23. Eliesheva18/8/09 13:35

    Cuando somos niños decimos las cosas como son, sin maquillarlas. ¿Mamá, por qué esa señora está tan gorda? pregunta el mocoso en la mismísima cara de la gorda, o le decimos al amiguito en turno que nos cae muy mal y que no le pensamos prestar el trompo por nada del mundo, y por supuesto somos rápidamente reprendidos, nos enseñan que 'esas cosas no se hacen', y escuchamos tanto esa cantaleta que vamos aprendiendo a 'guardarnos' ideas, opiniones y sentimientos con el afán de quedar bien con la gente, cosa prácticamente imposible.
    Yo creo que sólo con los años, cuando pasas la etapa de la aceptación a cualquier precio, vuelves a decir las cosas 'casi' como las sientes, y digo casi porque jamás volvemos a alcanzar el desparpajo de la niñez (bueno, sólo cuando estamos hasta la madre de borrachos).
    Para la gente que tiene miedo a decir 'su verdad' le recomiendo que haga ejercicios como los de la película 'El club de la pelea', cuando a los miembros les dejan de tarea iniciar una pelea con algún extraño. De igual modo, cada día dense a la tarea de externar su opinión caiga quien caiga; y poco a poco verán lo divertido que es, de vez en cuando, ser completamente odioso.

    ResponderEliminar
  24. Llega un momento en el que intentar quedar bien ya no te hace quedar tan bien. Al vivir en sociedad es inevitable que tratemos de ser “políticamente correctos”, pero el problema viene cuando por esto se cae en la jodida hipocresía y hay que sonreír cuando en realidad te está llevando la mismísima chingada. No te preocupes, al volverte visceral y expresar tu verdadero sentir no pasará nada más allá de que dos o tres ninfas sensibles te dejen de hablar, de ahí pal real la conciencia descansa bastante bien. Saludetes.

    “Buenas Noches, Buena Suerte”

    ResponderEliminar
  25. efectivamente, cuando a mi no me gusta algo... comienzo a hacer lo contrario...


    yo tengo una amiga q lee las reseñas de libros y peliculas en wikipedia, segun para no herir tus sentimientos

    ResponderEliminar
  26. Eliesheva18/8/09 21:55

    Me encontré una buena reflexión del Fadanelli: No tiene gracia estar de acuerdo con nadie en cuestiones de arte, placer o conocimiento, en todo caso es preferible llevar la contra, entrar por la puerta donde no existen verdades y mostrar que todo podría haber sido justo de otra manera.
    ¡Mira cómo me aplico para resarcir los cuatro días de ausencia y la no comentada de tu post anterior!

    ResponderEliminar

Su opinión es muy importante para mi ego.

NOTA: Debido al spam, se moderan los comentarios en entradas antiguas.