"Se vale soñar"

Escrito por el 21 de enero de 2010

Pienso que existe un problema grave en el mundo y en nuestra sociedad. Problema que es el principio de toda la decadencia que pueden tener las personas. Decadencia que existe porque nadie se empeña en demostrar lo contrario. Demostrar lo contrario es difícil, porque la flojera está cabrona. Y la flojera está cabrona porque... pues es una enfermedad.

Retomando, úlltimamente he pensado que la mayoría de los problemas acerca de por qué la gente no es feliz dependen de una sencilla razón: no están convencidos de lo que realmente quieren.

Ahí tienen al tipo que cuenta "su sueño" mil veces; sueño que suena de lo más pendejo para el que escucha, pero que significa todo para el que lo cuenta. Es aquí donde entra el problema grave, porque uno le dice al otro (palabras más, palabras menos) el clásico: "Sí, se vale soñar". Mientras que el otro imbécil sonríe con el orgullo rasguñado y termina convencido a la décima vez de que lo que se propone es imposible.

Es por eso que hoy, en mi siempre útil función como observador ocioso de la humanidad (y como el próximo Og Mandino), les traigo el mejor consejo para que sus sueños no terminen en un retrete:
Seamos realistas... dejemos todo para mañana.
Confío en que entendierán lo que quise decir. También recuerde, querido lector, que soñar despierto es lo de hoy: uno no ronca y siempre recuerda todo.

P.D.: Hemos terminado el ridículo la campaña, este blog vuelve a su programación habitual. MUCHAS GRACIAS  a todos los que apoyaron. Los quiero... soñando despiertos y siendo realistas.

19 Comentarios

  1. Yo por eso soy feliz con las cosas simples de la vida y mis "metas" las voy pensando conforme pasa del día para hacer todo a corto plazo. Son realmente pocas las cosas que se hago a largo plazo y si las pienso, es porque realmente las voy a hacer. Pero si.. siempre las dejo para mañana.

    Deberías hacer un libro de superación personal y así.

    ResponderEliminar
  2. ¿Ganaste?

    Como sea, pues. Soñar despierto sí es lo de hoy: mantiene viva la esperanza, uno no babea y además -al menos todavía- es un placer que no genera impuestos.

    Por otra parte, nadie debería tener derecho a mofarse de nuestros sueños. Estoy seguro que por eso aún no han inventado miles de artefactos que a mí me ayudarían a ser más fácil mi existencia (como unos patines para patinar sobre agua, por ejemplo): porque quienes han tenido la idea y la han compartido con otras personas, sólo han recibido crítica y burlas de éstas.

    No sabemos cuántas buenas historias podemos truncar.

    ResponderEliminar
  3. Justo antes de leer tu post estaba filosofando sobre la felicidad y lo que sea que me falta para alcanzarla por lo que el post, especialmente el segundo párrafo resultó de lo más llegador.
    A mi no me gusta soñar y mucho menos despierto porque esos sueños duelen mucho más cuando son rotos.

    ResponderEliminar
  4. bien bien , toda la razon del mundo, nadie sabe lo que quiere, vivimos en un mundo lleno de distracciones que pervierten los sentidos,haciendo de un ferrari nuestro mayor sueño saludos.
    mi pelicula favorira es pulp fiction y mi idolo es clint eastwood
    XD

    ResponderEliminar
  5. Yo por eso mejor ni duermo. Siempre lo hago despierto

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Yo por eso no tengo sueños, pero si, entiendo lo que dices.

    Me das una buena frase para usar.

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón. Tienes toda la maldita razón.

    Me voy... a soñar.

    ResponderEliminar
  8. Imponerse, aunque sea tantito.

    El problema de méxico es que huele bien feo, cuando estuve en paris todo olía así como que a pan, no sé... pero asi... huele asi como.....

    ResponderEliminar
  9. Yo sueño despierto siempre, lo malo es que he estado a punto de perder la vida muchas veces por andar por ahí fantaseando.

    ResponderEliminar
  10. "Tener los pies sobre la tierra, pero el alma, en el cielo"

    ResponderEliminar
  11. Eliesheva23/1/10 22:19

    Yo creo que sí están convencidos de lo que quieren pero, por mil razones, se dedican a trabajos que les dan hueva, o siguen con la pareja que los tiene hasta la madre "por los hijos" o ceden a la presión social.
    Este tema me recuerda la película de Cuando un hombre ama a una mujer, con Andy García y Meg Ryan, quienes interpretan al prototipo del american way of life...guapos, jóvenes, exitosos, con dos hijas preciosas...pero ese mundo de oropel no es lo que ella desea, así que es infinitamente infeliz.
    Las vacaciones, el dinero, la belleza del marido, el amor que éste le profesa simplemente no la satisfacen, aunque para los otros pueda parecer la vida ideal.
    Creo que a muchos les pasa eso mismo. Y es que para vivir como uno verdaderamente quiere se necesitan pantalones y la mayoría no los tiene, así que lo único que le queda a ese ejército de 'tibios' es soñar, ya sea dormidos o despiertos.

    ResponderEliminar
  12. ganaste pinche mole a güevo
    felicidades

    ResponderEliminar
  13. bravo.. me gustó, y es que demasiado cierto. tantas veces contamos ese sueño esperando que nos alienten a lograrlo cuando los que debemos tener esa seguridad del posible logro somos nosotros mismos, si lo contamos muchas veces esperando "se vale soñar, todo sueño con empeño es una realidas" pfffff..
    como dices el problema está en que realmente no estamos seguros de lo que queremos

    pero ser realista es lo de hoy, al igual que soñar despierto, así "te proyectas" a un futuro palpable

    saludos y muy padre tu blog

    ResponderEliminar
  14. Es peligrosísimo soñar. Te aleja de tus metas reales. Regresa Mole

    ResponderEliminar
  15. Me gusta lo que escribes y comparto algunos puntos de vista pero la flojera no entra en la lista de enfermedades que yo sepa obviamente jajajaja y si es así pues pasame unas pastillas no?, para que se me quite esta flojera porque ya me siento hasta mal. XD

    ResponderEliminar
  16. Freud, entre sus muchos desvaríos, afirmó que,
    "Fantasear es una especie de prolongación del juego. Los niños juegan y los deseos son continuar".
    " Una persona feliz no fantasea, sólo personas descontentas hacen eso". Así pues, detrás de las fantasias sexuales se escondería siempre una falta de sexo.

    A través del tiempo y la investigación, se demostró que todos los seres humanos fantaseamos, que una tercera parte de nuestras vidas la dedicamos a fantasear, y que fantasear es parte del proceso creativo del hombre.
    ¿Cómo se llegó a esa conclusión y qué más sigue de esto? en las investigaciones de E. Klinger y F. Kekulé se encontrará la respuesta.

    ResponderEliminar
  17. Eres puro Mole, aquí, allá y acullá.

    Seamos realistas: la felicidad es tantito del todote y soñar calma el insomnio.

    ResponderEliminar

Su opinión es muy importante para mi ego.

NOTA: Debido al spam, se moderan los comentarios en entradas antiguas.