Repentinamente

Escrito por el 16 de marzo de 2010

De repente uno se deprime después de ver el Rey León. De repente dan ganas de volver a la primaria para sentarse en el patio a tragar un sandwich y compartirlo con la niña de la falda más corta y el peinado mejor acomodado. De repente uno sueña con la inmortalidad que otorgaba el Super Nintendo. De repente uno recuerda el tipo de calzones que usaba la profesora de quinto. De repente uno se encuentra su primer libro. De repente uno quiere gritar "nos vemos a la salida". De repente uno se siente con ánimos de retomar aquellas viejas ideas para cambiar al mundo. De repente uno extraña aquella libertad que se sentía al saltarse clases y faltar en días importantes a la escuela. De repente uno se recuerda jurando no volver a coger si condón. De repente uno quiere tirarse a fumar mota en cualquier parque con aquella mujer rara que nos enseñó tanto. De repente uno quisiera emborracharse nuevamente con sólo tres cervezas. De repente uno se ríe al recordar los celulares y demás objetos perdidos en batalla. De repente uno se saborea el primer sueldo. De repente uno extraña a su primera puta. De repente uno borra un chingo de recuerdos. De repente uno se pone a enlistar cosas pasadas. De repente uno evita enlistar ciertas cosas. De repente uno ya no quiere seguir con esa lista. De repente uno manda todo a la chingada. 

De repente uno se da cuenta de que le han salido canas. De repente uno se imagina en el fin del mundo…

P.D.: De repente me acordé de Pelo.

24 Comentarios

  1. Miento. Este post es todito de Pelo.

    ResponderEliminar
  2. Favor de leer escuchando "Mi Caramelo" de Bersuit.

    Que moneeetoo!
    Amos a la escuela y jugamos en el recreo

    ResponderEliminar
  3. Es todo tuyo y yo soy toda tuya también, we. Así.

    De repente uno se acuerda de la primera vez que leyó al Mole y se dio cuenta de que rifa MACHÍN PERRÓN. #tumeromoleísmo

    ResponderEliminar
  4. De repente me han dado ganas de aplaudir.

    ResponderEliminar
  5. Yo también me acuerdo de la primera vez que te leí. Hace 3 semanas.

    Y cuando te conocí: el miércoles, ¿o el domingo?

    Bueno, no me acuerdo.

    ResponderEliminar
  6. En qué momento empezaron los derrepentes.

    ResponderEliminar
  7. T_T De repente, casi diario.

    ResponderEliminar
  8. lo curioso, es que al parecer ya no existe nada bueno después del primer sueldo, al parecer, de repente, todo va en picada...

    ResponderEliminar
  9. Eliesheva16/3/10 20:54

    ¿Será que todo tiempo pasado fue mejor? Nah...¿O si?

    ResponderEliminar
  10. De repente mi Molito empezó a envejecer. Y yo con él.

    ResponderEliminar
  11. De repente me agarró la melancolía.

    ResponderEliminar
  12. Y todo es tan de repente, que sóloq ueda disfrutarlos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. de repente a uno le dan ganas de volver a esos momentos y lo único que queda es recordarlos....tal cual son, y lo que hubiera podido ser...y lo que no se hizo....y asi

    ResponderEliminar
  14. De repente Mole me hizo pensar muchas cosas :/

    ResponderEliminar
  15. Tiempos pasados siempre fueron mejores. Aunque yo todavía me emborracho con tres cervezas...

    No me puedo quedar sin elogiar la gran recomendación musical de La Crónica. Excelente gusto.

    ResponderEliminar
  16. Tú y Pelo deberían casarse. Y poblar al mundo con su prole.

    Muy buena tu entrada, pa' variar. De repente dan ganas de pedirle dinero a los papás en lugar de que sean ellos quienes se lo pidan a uno. De repente dan ganas de irse a dormir sin lavarse los dientes y sentirse rudo y temerario por ese desafío. De repente uno extraña al pendejo que te inauguró en las faenas amatorias y que uno creyó erradamente que era un máster del sexo.

    Gracias por recordarme las cosas que de repente extraño.

    ResponderEliminar
  17. De repente te llega la nostalgia.

    ResponderEliminar
  18. El rey leon es la neta, y si nada como recordar

    ResponderEliminar
  19. De repente uno se pregunta quién es Pelo .....

    ResponderEliminar
  20. De repente me acordé de muchas cosas yo también :(

    Y al igual que Milly, uno se pregunta quién es Pelo... y entra a su blog

    ResponderEliminar
  21. De repente uno se da cuenta que poco a poco todo va valiendo verga

    ResponderEliminar
  22. ¡Diablos! De repente uno se da cuenta de que las cosas buenas pasan muy rápido.

    ResponderEliminar
  23. de repente uno se acuerda cuando era sano, no había alcohol, ni cigarro, y se hacía ejercicio compulsivamente, se ingerían vitaminas y el cabello era la envida de todos. De repente uno extraña las noches de insomnio crónico, días y noches enteros sin dormir, con tanta energía que no se podía consumir en tontas horas de descanso. De repente uno se pregunta e qué momento las cosas cambiaron, en qué momento se le temió al mundo cuando antes se tenía tanta altivez y bravuconería. De repente uno tiene suerte y mete el freno de emergencia de este pinche tren que amenaza con descarrilarse, se baja y descubre que hace ya varias millas las vías se terminaron, y se está en un lugar inhóspito y desconocido, al cual ni siquiera se quería llegar. de repente hay que dejar de escribir y subirse al tren de nuevo, buscando un camino con rieles...

    ...y volver a escribir otra vez.

    ResponderEliminar
  24. De repente, te das cuenta que tu etiqueta es una gran verdad universal: "todos somos emos".

    ResponderEliminar

Su opinión es muy importante para mi ego.

NOTA: Debido al spam, se moderan los comentarios en entradas antiguas.